Secadero de Maíz

Con sus 4 silos con una capacidad de almacenaje de 6,5 millones de kilos, Frupaco ofrece el proceso completo.


Se recepciona el maíz procedente de las fincas, tomando la humedad de entrada y se procede  a pasar al secadero. Todas las partidas se secan hasta los 14º, humedad necesaria para poder almacenar el grano.

Éste pasa a almacenarse en silos para su posterior carga en camiones, situando en almacenes las cantidades necesarias de grano para poder servir a los clientes en cualquier época del año.


Actualmente Frupaco comercializa entre 40.000 y 50.000
 toneladas anuales de maíz.